Nuestras 10 mejores actividades en Nueva York.

Nuestras 10 mejores actividades en Nueva York.

Nueva York, una ciudad que todo el mundo conoce. ¿Quién no ha visto una de sus avenidas con rascacielos enormes en alguna película? Estuvimos 8 días que nos supieron a poco, pero muy bien aprovechados. Os dejamos nuestro ranking de las 10 actividades en Nueva York que repetiríamos sin dudar.

Ya os adelantamos que Manolo es más de viajes de naturaleza pero repetiría Nueva York sin ninguna duda. Y es que esta ciudad supera las ideas preconcebidas y expectativas. Todo en NY es increible.

Nuestros Top 10 de actividades en Nueva York imprescindibles

  1. Partido de baloncesto en Madison Square Garden.
  2. Tour de contrastes.
  3. Misa Gosspel no turística con hamburguesa auténtica.
  4. Subir al Top of the Rock
  5. Pasear por el High Line.
  6. Cruzar el puente de Brooklyn y caminar por el barrio
  7. Pasear por Time Square en distintas horas del día.
  8. Ecapada a Washignton
  9. Espectáculo y cena en Ellen´s Stardust Dinner.
  10. Compras

Antes de nada, ¿habéis pensado como lo haréis con el cambio de dólares?. Nosotros después de muchos destinos con moneda divisa, vamos a lo cómodo, a no llevar efectivo y cambiar. Contamos con la tarjeta Bnext, válida en el último rincón del mundo y que no cobra intereses al sacar dinero en un cajero del extranjero. Cuantan con una app muy fácil de usar, que traspasa el dinero de tu banco normal a tu cuenta Bnext en segundos. Y para los más precavidos, en la misma app podéis contratar seguro de viaje a precios muy ajustados. Nosotros así lo hicimos en nuestro último viaje asiático. Haz click aquí para conseguir tu tarjeta en pocos minutos y te llegará a casa en menos de 48 horas.

1. Partido de baloncesto.

Sin lugar a dudas fue la actividad que más nos sorprendió del viaje. Tenemos que comenzar diciendo que a ninguno de los dos nos apasiona el baloncesto. Pero Irene le regaló a Manolo por su cumpleaños los dos tickets para el partido de los Knicks contra los Celtics . Un partido de la NBA no es sólo deporte, es un espectáculo en sí. Un centro de recreo para echar la tarde a lo grande, como bien gusta a todo americano.

Nos recibió un estadio enorme, pero con buena visión desde todos los puntos ya que hay pantallas que facilitan ver cada detalle del show. Las cheerleaders, tal y como las tenemos en mente bailando en la pista, son unas verdaderas artistas. Bailan , hacen acrobacias, entretienen al público con distinto juegos. La famosa cámara del beso existe, además de otros juegos para amenizar los descansos. El juego de luces y música no le deja nada que envidiar a ningún famoso gran teatro. Y sí, las palomitas y cervezas gigantes, acompañadas de manos XXL de gomaespuma del color de tu equipo es un must que no debéis dejar de probar.

Vista del Madison Square Garden
Vista del Madison Square Garden
Tópicos de un partido de baloncesto.
Tópicos de un partido de baloncesto.
Cheerleadres.
Cheerleadres.

Lo curioso que el partido en sí, no le echa cuenta casi nadie. Se trata de todo lo que se monta alrededor de este deporte. Para que os hagáis una idea, el precio de los tickets ronda los 80€ por persona en una zona retirada a la cancha, aún así se ve bastante bien.

2.Tour de contrastes.

Otra de las actividades en Nueva York que no debes dejar de hacer. Muchas agencias lo ofrecen, pero en nuestro caso lo llevamos reservado desde España. Su nombre se debe a que se visitan 4 barrios de la ciudad, todos ellos con grandes contrastes. Desde el «peligroso» Bronx, al barrio multicultural y de lujo de Queen, pasando por el barrio de judios ortodoxos de la ciudad, y Brooklyn.

Nos recogió una mini van en la puerta de nuestro hotel (Hotel Pensilvania, situado justo enfrente del Madison Square Garde). Tras pasar por Harlem, aterrizaremos en el Bronx, el distrito de la Salsa, lugar de nacimiento de Jennifer López. Ya allí, hicimos una parada el Estadio de los Yankees, en el Fuerte Apache (la comisaría donde se rodó la película de Paul Newman), la famosa Avenida Grand Concord, y la zona de South Bronx, donde abundan los grafitis y memoriales de pandilleros fallecidos en peleas callejeras (es especialmente famoso el grafiti del rapero puertorriqueño Big Pun).

Mural del Bronx
Mural conocido del Bronx.
Graffiti famoso en el Bronx.
Graffiti famoso en el Bronx.

Después pusimos rumbo a Queens, el distrito más extenso y multicultural. Nos adentramos en la zona residencial de Malba, famosa por sus impresionantes mansiones, que contrastan con el barrio anteior.

Dejando atrás Queens llegamos hasta Brooklyn, donde recorrimos el barrio judío de Williamsburg, considerado la segunda comunidad judía ortodoxa más grande del mundo. El barrio estará muy animado todos los días, a excepción de los sábados. Os resultará curioso como todos los hombres y mujeres visten igual, las mujeres incluso llevan el mismo pelo y peinado ya que están rapadas y llevan la misma peluca. Además raro era la que no llevaba un carrito con un bebé.

Barrio judío ortodoxo
Barrio judío ortodoxo

Desde Brooklyn tuvimos las mejores vistas de Nueva York y del famoso Puente de Brooklyn, el más antiguo de la ciudad.

Cruzando uno de los puentes más famosos del mundo (el Puente de Manhattan) nos dirigimos hacia China Town, la zona donde finalizó la visita. Sin duda una mañana de lo más completa, y digna para un segundo puesto en nuestro ranking de actividades en Nueva York.

3. Misa Gosspel y hamburguesa auténtica en Harlem.

Una actividad que nos puede resultar turística, pero en este caso la elección de la iglesia nos ayudó a que fuera lo más auténtica posible. Cuenta con un coro Gosspel que canta durante horas (nosotros a las 2 horas nos tuvimos que salir porque no tenía fin y teníamos hambre). Su nombre Mother AME Zion Church, en el barrio de Harlem, no muy alejada de una parada de metro (lo tomamos desde Manhatan)

Misa Gosspel
Misa Gosspel

Como decíamos, nos cogió la hora de comer allí y comimos la que fue la mejor hamburguesa del viaje. Casera y grande, auténticamente americana. El lugar se llama Jimbo´s Hamburguer Palace y no tiene pérdida llegar ya que se encuentra en la esquina de la calle donde está la iglesia. Sin duda una mañana muy americana y sin turistas alrededor.

Hamburguesa auténtica
Jimbo´s Hamburguer Palace.

La vuelta la hicimos a pie hasta el Central Park, para bajar la hamburguesa… Y tanto que la bajamos porque estaba bien lejos, pero llegar al parque totalmente nevado fue una estampa de película. Son las cosas de estar allí en febrero con una nevada de 20 cm de nieve.

Central park nevado
Central Park nevado.

4. Subir al Top of the Rock.

¿Empire State o Top of the Rock? El eterno debate. Muchos dicen que cómo vas a ir a NY y no subir al mítico Empire state, cosa que nosotros no hicimos. ¿Por qué? Pues porque NY no es una ciudad barata, y después nos esperaban 16 días en México, por lo que tuvimos que elegir.

Y la posibilidad que nos daba el Top of the Rock con sus vistas desde las plantas 67 y 70, para nuestro gusto, eran mejores que desde el Empire. El motivo que desde el Empire State no ves el Empire State, ya que estás en él. En cambio desde la cima del Top of the Rock puedes ver al otro gigante famoso, además de tener una vista del Central Park maravillosa.

Vista del Empire State desde el Top of the Rock
Vista del Empire State desde el Top of the Rock
Vista de Central Park desde The Top of the Rock
Vista de Central Park desde The Top of the Rock

El acceso es a través del Rockefeller Center, un complejo comercial famoso por tener en invierno una gigantesca pista de hielo. Nosotros compramos la entrada conjunta con el museo de arte moderno Moma y ahorramos unos dólares. Tened esto siempre en cuenta porque hay packs que os saldrán mucho más económicos que comprarlo por separado.

5. Pasear por el High Line.

Es un concepto diferente de parque situado en unas antiguas vías de tren elevadas y abandonadas hace años. Esto fue provocado por la falta de uso de trenes que trasnportaban mercancias entre fábricas y almacenes, y con la llegada de los camiones se fue dejando de usar.

En los años 90 se quiso derribar ya que el valor del terreno era muy elevado, pero gracias a distintas personalidades que se unieron a la causa anti demolición, se salvó esta genial construcción y fue trasnformada en parque en el año 2009.

Tiene 2,3 km de longitud, Es gratis y se puede subir desde varias calles. Además de flores y árboles, podréis encontrar arte urbano cada pocos metros.

High Line nevado.
High Line nevado.

6. Cruzar el puente de Brooklyn y pasear por el barrio.

Este famoso puente lleno de turistas para tomar una de las fotos más vistas de NY, no es sólo un punto fotográfico. Está incluida como una de las mejores actividades de Nueva York ya que la perspectiva de la ciudad al otro lado del puente merece mucho la pena, además de pasear por el barrio, descubrir sus mercadillos o comer una de las pizzas más famosas de la ciudad (zona Dumbo) en Grimaldi´s.

Puente de Brooklyn.
Puente de Brooklyn.

Nosotros no logramos probar este famoso manjar ya que las colas suelen ser inmensas y ese día no fue una excepción. Pero encontramos una cafetería para tomar algo caliente ya que, os avisamos, que si váis en invierno, cruzar el puente a media tarde puede llegar a una hipotermia. ¡Qué frío pasamos!.

Vistas de Manhatan desde Dumbo.

7. Pasear por Time Square a distintas horas del día.

Sin duda una de las actividades en Nueva York que más repetimos. Al tener el hotel a unos 15 minutos a pie, nos escapábamos para ver que nos encontrábamos ese día. Si de día es un espectáculo, cuando encienden las luces es una locura.

El trasiego de gente, el bullicio, las pantallas con los musicales, colorines por todos lados… es algo que no tiene nada, pero que lo tiene todo y no nos cansábamos de verlo.

Times Square de día.
Times Square de día.
Vista nocturna de Times Square.
Vista nocturna de Times Square.

Para los más golosos, tenéis una súper tienda de varias plantas de M&M´s donde no sólo podréis comprar estas chocolatinas. También encontraréis souvenirs que se salen de la típica taza con la Estatua de la Libertad.

8. Escapada a Washigton.

Este punto sólo lo incluiríamos como una de las mejores actividades de Nueva York, si se cuenta con 7 días o más para descubrir la ciudad. Y es que NY es inmensa y todo el tiempo se os quedará corto.

La visita a Washignton dura un día completo. Nosotros fuimos por nuestra cuenta. Tomamos un bus que duró unas 4 horas. Nos bajamos en Washignton y exploramos a nuestro ritmo. Tuvimos la mala suerte de encontrar el Capitolio en obras, con toda la cúpula andamiada. A continuación visitamos el obelisco que en tantas películas hemos visto (siempre se nos viene a la mente Forest Gump) y el Monumento a Lincolm.

Washington no resulta una ciudad acogedora, si no una ciudad fría y funcional, pero recorrerla es hacer un recorrido por la historia reciente de los Estados Unidos. Pasar por el cementerio de sus Veteranos, ver la Casa Blanca (aunque sea desde muy lejos) y ver sus museos distintos memoriales, son una visita imprescindible para cualquier amante de la historia. Haciendo esta visita te hara sentir como un veradero historiador y te entre ganas de decir: ¡Dios Bendiga America!

Obelisco
Obelisco en Washington.

9. Cena en Ellen´s Stardust Dinner.

Posiblemente la cena más animada que tengáis nunca. Este restaurante sirve comida rápida (lo normal en este país) con hamburguesas, perritos, muchas patatas fritas con salsas y tartas XXL. Lo especial del lugar lo hacen los camareros. Todos ellos son cantantes y mientras van sirviendo, cantan, se suben a las mesas, actúan… Un show completo donde no sabrás a dónde mirar.

La incluimos en las mejores actiuvidades en Nueva York no por la calidad de su comida (al fin y al cabo es comida rápida) si no por el espectáculo al completo. El precio es elevado, como cualquier cena en NY comparando precios con España claro. Para que os hagáis una idea, dos bebidas, dos hamburguesas y una tarta a compartir fueron unos 90$. Eso sí, las risas y el show está garantizado.

Hamburguesas en Ellen´s Stardust.
Camareros actuando.

10. Compras en Nueva York

Aunque hay un Tour exclusivo que te llevan a los grandes outlets situados a las afueras de Nueva York para realizar compras o lograr gangas, estos están situados a dos horas de la ciudad, por lo que decidimos no realizarlo. No somos tan adictos a las compras para como perder un dia entero en ellas. Pero esto no quiere decir que algún capricho no nos dieramos.

China Town ofrece falsificaciones de calidad de algunas marcas o Little India, pero tampoco nos interesan. Nosotros pudimos realizar algunas paradas en tiendas que nos fuimos encontrando, logrando precios muy ajustados en tiendas de deportes como Nike o en marcas como Levis o Abercrombie. Para las chicas más presumidas con la lenceria, Victoria´s Secret es toda una parada obligatoria y un espectáculo de tienda con DJ incluido.

Y estas son nuestras mejores actividades en Nueva York. Siempre decimos que hay cosas que dejar en los viajes para así querer repetir, y entre estas actividades a nosotros se nos quedó en el tintero ver un musical, que sin duda algún día haremos cuando volvamos a Nueva York.

Nos encanta que nos compartas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *