Nuestra Ruta de 7 días por Noruega

Noruega es un país inmenso, de una belleza increible y donde el hombre es sólo un actor secundario ante una naturaleza virgen, desbordante y salvaje. Para abarcar gran parte del país se necesitarían al menos dos semanas, por lo que nuestro recorrido está centrado principalmente en la zona sur. En este post os mostraremos los lugares que más nos gustaron en nuestra ruta de 7 días por Noruega en coche.

Paisajes top en nuestra ruta de 7 días por Noruega

PREIKESTOLEN O EL PÚLPITO

La subida a esta imponente roca es una de las actividades que más nos gustaron en nuestra ruta de 7 días por Noruega. Para acceder a este lugar y echarte esa foto tan icónica de Noruega, deberás pegarte una buena caminata de aproximadamente 8 kilómetros. Y ¿merece la pena la caminata? Un rotundo SÍ. Vistazas increibles y fotón TOP para tu álbum viajero.

La primera parte del trayecto es un sendero desde el que se comienza el ascenso por unas escaleras de roca. De este primer tramo, se pasa a otros más llanos de pasarelas de madera, llegando a uno de los tramos de mayor inclinación, de nuevo en forma de escaleras. Tras varias zonas de desnivel, llegarás a una zona de roca que te llevarán hasta tu meta, atravesando unos paisajes de gran hermosura. El camino está completamente señalizado y cada ciertos metros, hay balizas que te indican la distancia que te queda por recorrer.

Nosotros lo hemos realizado en otoño. La zona estaba muy resbaladiza pero fue una gran experiencia, con el bosque en pleno explendor. Había bastante gente pero ni mucho menos como se llega a poner en verano. Un dato para llegar a esta conclusión, es que los primeros aparcamientos para comenzar el sendero se sitúan a más de seis kilómetros del inicio del recorrido, señal de la afluencia de gente.

Se necesita una buena forma física para realizarlo, llevar calzado apropiado, bebida y algo de comer (recomendamos frutas y frutos secos). En nuestra opinión no es apto para niños pequeños, ya que hay varias zonas peligrosas y las piedras pueden resbalar. El parking son 250 NOK, es decir, alrededor de los 25€.

Si os quedáis con más ganas de andar, desde el propio sendero del Preikestolem, salen otras rutas, así como desde el aparcamiento, como puede ser el sendero de Lysefjord de 7 kilómetros, que lleva a otras vistas del fiordo del mismo nombre. También en verano se pueden alquilar kayaks en la zona.

Vistas de El Púlpito.

STAVANGER

De las ciudades que miramos para visitar fue la que más nos atrajo. Además es un perfecto punto de partida para enlazarla con la subida al Preikestolem, ya que se encuentra cerca. Esta excursión la ofrecen varias empresas como Civitatis.

La ciudad es una combinación perfecta entre modernidad y el clásico ambiente marinero de un país que mira al mar. La zona de Gamle junto al mar, es la zona vieja de la ciudad donde se encuentran unas bonitas y tranquilas calles con sus casas de madera blanca, todas ellas impolutas y muy bien cuidadas. Es una de las cosas que más nos han llamado la atención en toda Noruega, el cuidado por las casas. En esta zona también se encuentra la oficina de turismo.

La otra orilla del puerto es la zona más moderna, donde reinan las casas de colores, los bares de copas, las tiendas chic y el arte urbano. No os podéis perder la zona de Fargegaten. Cerca está el mirador de Valberget, con una Torre que domina toda la ciudad, así como el museo del Petróleo, realizado con materiales reciclados.

Zona moderna de Stavanger.

Hay que señalar que Noruega es un país muy comprometido con el medio ambiente, donde abundan los vehículos eléctricos y la cultura de la sostenibilidad. Pero aunque parezca una contrariedad, sus mayores riquezas se concentran en el gas y el petróleo.

Volviendo a las cosas que no te puedes perder en Stavanger, están la Catedral de San Swithum, en obra total cuando nosotros visitamos la ciudad o la rojiza Iglesia de San Pedro, donde se dan conciertos de órgano (pudimos disfrutar brevemente de uno).

Lo mejor de Stavanger es que todo se puede visitar andando y que la ciudad es tranquila pero a la vez cosmopolita. Tiene una esencia y una combinación perfecta.

A las afueras y junto al mar, se encuentra un monumento que nos encantó de Stavanger, que son las Tres Espadas llamadas Sverd i Fell. Este monumento conmemora la batalla de Hafrsfjord en el año 872, tras la cuál Noruega Occidental queda unificada bajo un mismo reinado. La espada mayor de 10 metros representa al rey victorioso, Harald I, y las otras dos, a los reyes vencidos. El monumento se encuentra junto a una playa, con fácil aparcamiento y junto al fiordo que da nombre a la batalla.

Si la visitas en vehículo, los parkings son muy caros. Por lo que, como todo esta cerca, os recomendamos que aparquéis por la zona residencial junto a la escuela Kampen.

Para comer por Stavanger hay diferentes opciones de cocina internacional, como un restaurante etíope (junto a la Iglesia de San Pedro), griegos, mexicanos o marisco de la zona ( local Fisketorget). Nosotros nos decantamos por la pizzeria Olivia situada junto al puerto. Olivia es una cadena de comida italiana presente en las grandes ciudades y con precios aceptables para el país que es.

CRUCERO FIORDO NAEROY

Nosotros nos decantamos por este fiordo de Naeroy ya que es el más estrecho y profundo de todos, por lo tanto su espectacularidad estaba garantizada. La monumentalidad de este fiordo está reconocida internacionalmente, ya que junto con el de Geiranger, son los dos únicos que cuentan con el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También Naeroy es conocido como el «Fiordo de los Sueños».

Fiordo de los Sueños

El fiordo de Naeroy es un brazo de otro fiordo mayor, el de Sogn o Sognefjord, un lugar más conocido por su cercanía a Bergen.

Para recorrer fiordos no hay nada mejor que hacerlo desde un barco. En nuestro caso, cogimos el crucero en la localidad de Flam, en un recorrido de dos horas y que llegaba hasta Gudvangen (el recorrido también se puede realizar a la inversa). En el primer tramo se recorre el fiordo de Aurland y se enlaza con el de Naeroy.

El crucero es una experiencia que hay que realizar en Noruega sí o sí, y con nuestra elección creemos que acertamos. Paisajes espectaculares, pueblos de película, montañas abruptas desde las que caían cascadas y en lo alto de las cumbres más altas algo de nieve, que daba aún más encanto al recorrido. También es destacable que la embarcación era eléctrica y se disfruta más la naturaleza sin ningún sonido de motor.

El precio es de 62€ por persona, e incluye dos horas de barco y después el billete de vuelta en bus a la localidad de partida. En septiembre los horarios de partida de Flam a Gudvangen eran a las 9:30 y 14:30h. Desde Gudvangen partían a las 12 y 18 h. Como consejo, ir muy abrigados y con zapatos adecuados para no resbalar.

En Gudvangen se puede visitar un poblado vikingo (precio de 20€ por persona). Junto a la cafetería donde se compra los billetes y embarcas, hay un drakkar muy fotografiable.

La población de Flam está muy bien acondicionada para el visitante, con un centro de información, cafetería, tiendas y se ofrecen servicios de alquiler de bicicletas o recorrer los fiordos en lancha rápida. Así como una de nuestras siguientes actividades recomendadas como el tren de Flam a Myrdal.

TREN FLAM-MYRDAL

Considerado como uno de los trenes más bonitos del mundo por varias publicaciones de viajes, queríamos comprobarlo por nosotros mismos y la verdad es que no decepcionó.

Vista en el trayecto Flam- Myrdal.

El tren es una imitación de un tren del siglo XIX con todas las comodidas y el trayecto se realiza desde Flam a Myrdal, una localidad a 866 metros de altitud y pasando varios tramos de bastante inclinación. En los 50 minutos que dura el recorrido por trayecto, no pararás de fotografiar paisajes de ensueño, cascadas cayendo de las altas cumbres y poblaciones de cuento. También hay una parada en el trayecto para fotografiar la impactante cascada de Kjosfossen.

Parada en la cascada de Kjosfossen.

El precio de trayecto (ida y vuelta) es de 62€ (630 NOK). Para nosotros, que no solemos coger el tren en nuestros viajes, resultó una bonita experiencia y creemos que merece la pena. Y más si eres un amante de este tipo de transporte y de la fotografía de paisajes.

En Myrdal se puede enlazar con varios destinos (muchas personas realizan el trayecto desde Bergén) y además se pueden realizar distintas actividades como ciclismo (alquilan bicicletas) o senderismo.

CARRETERAS ICÓNICAS

Como ya habréis intuido, Noruega destaca por encima de todo por sus paisajes y naturaleza y no hay mejor forma de disfrutarla, que recorrerla en coche. Si te gusta conducir, Noruega es tu destino.

La mayoría de carreteras son muy bonitas pero hay dos trayectos que nos han gustado por encima de todos en nuestros 1872 kilometros por Noruega. Estos son el Trayecto de Vossevangen a Gudvangen y la llamada Snovegen o Aurlandsfjellet.

En el primer recorrido los bosques de pino, abetos, hayas, el rojo del acebo y los colores pardos se observan en pleno apogeo. Todo eso pasando por carreteras de montaña donde las cascadas serán una constante y te darán fotografías espectaculares. Hay tres cascadas que sobresalen por encima de las demás, la de Skjervefossen (que fue la que más nos gustó), la de Tvinnefossen y Stalheimsfossen. Llevamos con Noruega 34 países recorridos y no recordamos un trayecto de carretera tan bello como este.

El otro tramo de carretera que os recomendamos es Snovengen, y es una perfecta alternativa al túnel de Laerdal, el más largo de Noruega que pasa por abajo de nuestra carretera y que son 25 kilómetros de túnel. Esta carretera es mucho más larga y con difilcultad, pero recorrerla te da la sensación de estar en un lugar inhóspito, alejado de la humanidad y estar en otro planeta. Es una zona de alta montaña, de arroyos provenientes del deshielo, de cumbres nevadas, de muchas piedras y glaciares. En invierno es impracticable.

Os pararéis un monton de veces a hacer fotos, pero hay dos puntos señalados:

-Mirador de Vedahaugane, con una cueva donde se representa a un oso invernando sobre nuestros desechos y las cosas que dejamos a nuestro paso en la montaña.

-Mirador de Stegasteim, el que más nos ha gustado de Noruega y con unas vistas impresionantes al fiordo de Aurland (está cercano a esta población).

Cerca de esta carretera se encuentra el pintoresco pueblo de Laerdal, y más alejada se situa la Iglesia de madera de Borgund (muy recomendable y a un precio de 10€ la entrada), así como cerca de la iglesia esta el sendero de Vindhellavegen, muy popular en la zona por ser un tramo de la primera carretera que conectaba de este a oeste Noruega.

Si viajas en furgoneta o caravana, el país está muy adaptado a este medio de transporte, siendo abundantes las zonas de acampada y campings. Este estilo de viaje es muy habitual en la zona. Hay opción de poderlas alquilar, pero muy costosa al ser kilometraje limitado.

TARDE EN OSLO

Oslo no es el principal atractivo de Noruega, pero al menos una tarde creemos que merece la pena visitarla ¿Queréis saber cómo aprovechamos nuestra tarde en la capital del país?

Pues allá vamos. Lo primero y muy importante os recomendamos que pilléis un hotel con parking si viajais en coche propio. El centro es entero peatonal o de pago, y la hora en la zona azul ronda los 7€. Nosotros nos alojamos en el hotel Saga, contaba con parking gratuito y estaba a unos 15 minutos a pie del centro, en un barrio residencial que nos parecio muy elegante. Cerca también está la Iglesia de Uranienborg, de ladrillo rojizo por el exterior pero muy bonita sus cristaleras del interior (nos la enseñó un señor muy mayor que sabía latín e intentaba hablar en castellano). El precio del Hotel para una noche con desayuno (muy bueno) incluido fue de 1080 NOK(108 €).

Como primera parada digna de visitar es la zona moderna de la ciudad (Aker Brygge), con el paseo marítimo y el museo de arte contemporáneo. Podéis encontrar en esta zona un restaurante de comida escandinava con las 3 bs (bueno, bonito, barato) llamado Rorbua Aker Brygge. Teniendo en cuenta en la zona mega carísima y los restaurantes que lo rodeaban, pudimos disfrutar de dos platos típicos (sopa de pescado y estofado de alce y reno) con su cerveza correspondiente a poco más de 50€. Ah!! Y la cocina no cierra en todo el día.

Nuestra siguiente parada fue el ayuntamiento, que lo pillamos cerrado para visitas guiadas debido al Covid y habíamos leído que visitar su interior era muy recomendable peeeero, si vais próximamente estáis de suerte ya que se vuelve a abrir al público a partir de octubre. En el se entrega uno de los premios más prestigiosos de mundo en el ámbito político, el Premio Nobel de la Paz. Es un edificio muy sobrio por fuera, de ladrillo visto y por destacar algo que nos gustó fue su reloj (cada hora en punto toca una melodía) y su tallado de madera en la puerta principal

No muy lejos, y todo a pie, podréis subir a los tejados de la Ópera, una obra arquitectónica moderna que simula a un gran iceberg saliendo del mar. Enfrente, ya en el mar hay una cristalera que también simula un iceberg. Justo al lado y siguiendo el mismo estilo arquitectonico se situa la Biblioteca Nacional.

La Opera es un lugar muy concurrido por la tarde, donde la gente disfruta de la charla y con suerte de los rayos de sol.

Ópera de Oslo.

Enfrente, hay en un muelle con una zona de ocio y copas, pero los precios ya os los podéis imaginar.

Ya buscando el Palacio Real, pasamos por la Estación Central de Oslo, y por uno de los habiantes más fotografiados de la ciudad, un Tigre. El Tigre es una escultura enorme de bronce de 4,5 metros y que llama la atencion de inmediato. El felino fue un obsequio a la ciudad de una empresa nacional por sus mil años de historia y podría encontrar su inspiración en un poema noruego del Siglo XIX, donde luchan un caballo y un tigre, representando este último el espíritu de la ciudad y el caballo al campo.

Al lado, se encuentra un precioso reloj con los signos de zodíaco. Siempre hay que estar atentos a los detalles viajeros.

Continuando por la calle Karl Johans Gate, y dejando de espalda la Estación Central, pasearéis por una de las calles más comerciales de Oslo. Andando por esta calle, llegaréis a una plaza en la que a la derecha está la Catedral de San Salvador. Es una Catedral católica y es más bien pequeñita. Ofrece conciertos de órgano y como detalle, en una de sus esquinas, hay una piedra muy característica de estilo gótico (que parecen dos lagartos atrapando a un hombre), que procede de la antigua Catedral, que fue derribada en el Siglo XVII por su deterioro y tras varios incendios.

En la Plaza donde se sitúa la mencionada Catedral, hay un mercado de flores los domingos, así como una gran estatua del Rey Cristian IV y una fuente con tres gallinas. Como curiosidad en esta plaza en el momento que nosotros la visitamos se hacian Test de COVID 19 totalmente gratis.

Continuando la calle Johan y dejando atrás la Catedral del Salvador llegamos al Parque Studerlunden, donde se encuentra el Parlamento Noruego, de impoluto dorado por dentro (las visitas son con reserva previa en grupos, excepto en verano y los sábados), el Ayuntamiento (de nuevo) en una calle paralela y el Teatro Nacional. Y ya de fondo, el Palacio Real.

Insistimos que las distancias se pueden hacer a pie, por lo que llegar al Palacio Real, no os resultará muy difícil. Se encuentra dentro de unos jardines y es conocido por su cambio de guardia. Nosotros lo perdimos al visitarlo por la tarde.

Creemos que para una tarde es un buen recorrido por Oslo, donde se tocan por encima todos los atractivos de una ciudad que nos pareció algo fría, pero digna de una visita.

Si tenéis más tiempo podeis visitar la Fortaleza de Akershus, el Parque de Vigeland muy caracteristicos por sus esculturas o el barrio hipster de Oslo llamado Grunerlokka, donde los mercadillos y el arte urbano lo caracterizan.

ALOJAMIENTO DE ODDA

¿Os gustan los alojamientos de cuentos de hadas? Aunque éste no sea considerado de cuento, si es de serie…y es que la famosa serie de Ragnarok (la puedes ver en Netflix) fue rodada en ese pueblo y en particular en ese alojamiento. Nosotros elegimos la cabaña adosada al hotel, y fue una auténtica pasada, ya sea por su decoración y vistas al lago y montañas. El único inconveniente, el baño está en el exterior. Y es que la cabaña es sólo lo que veis en la foto, y para ir al baño o cocina común deberéis ir al edificio central. Eso sí, todo súper limpio. En temporada baja el precio por noche oscila en torno a los 150€ (1500 nok) y la reservamos por AirB&B.

Habitación con vistas en Odda.

EXPERIENCIA GASTRONOMICA VIKINGA

En esta ocasión, nos toca hablar de comida. Antes de llegar a Noruega, habíamos leído sobre su gastronomía, y no nos llamaba nada la atención, Lo que sí teníamos claro es que teníamos que probarla.

Y fue en Flam donde encontramos un sitio nombrado en la página oficial de Turismo del país, que nos motivó. Se trataba de un restaurante/pub, donde se reunen todos los noruegos de la zona, además de algún que otro turista como nosotros.

Nada más abrir la puerta, nos recibió un edificio de madera que nos transportó a una película de vikingos, en cuya planta baja había una chimenea y mesas grandes y circulares donde tomar algo (decimos algo, por no decir jarras enormes de cerveza). Por el exterior, el edificio era de madera e inspiración vikinga.

Para pasar a cenar, tuvimos que subir a la planta alta, donde la misma decoración mencionada antes y el buen ambiente, reinában la sala. La carta oferta carnes, pescados, opciones veganas (como hamburguesas veganas) y la joya del pastel, el menú degustación. Probamos 4 platos y un postre, maridados con sus 5 cervezas correspondientes. Antes de comenzar los camareros explicaban todos los platos y cervezas, dando recomendaciones de cada plato. Comenzamos con un tartar de salmón, seguido por cerdo con mermelada de frutos rojos, sopa de pescado, un estofado de reno con puré de patatas y para terminar tarta de chocolate. La combinación con las cervezas no podía estar más acertada, sorprendiéndonos mucho la del postre (cerveza negra con aromas a café).

Menú degustación

El precio del menú degustación maridado fueron 65€ (650nok) y merece mucho la pena. Lo que no nos pareció acorde al precio, fue la hamburguesa que también pedimos a 29€ (290 nok), y era una hamburguesa muy normalita.

Como dato, al pagar con tarjeta te traen el datáfono donde te piden que marques la cantidad que quieres pagar y puedas incluir la propina que desees.

¿Te está entrando ganas de probarlo? Pues te recomendamos que reserves con antelación porque es un sitio muy concurrido.

DATOS DE INTERÉS.

La situación en Noruega en el momento de nosotros visitar el país (septiembre de 2021), era de total normalidad. La mascarilla no era obligatoria en ningún lugar.

Para ingresar en el país, han puesto en marcha un sistema de colores. En el caso de los ciudadadnos de la UE que procedan de zona verdes o naranja (nuestro caso), sólo se requiere la vacunación con la pauta completa y el Certificado de Vacunacion de la UE. En caso de no disponerlo, se realizará un Test PCR que te hacen en el mismo aeropuerto y con cuarentena obligatoria de 10 días (a los 3 días se puede realizar otro PCR para reducir el tiempo de cuarentena). Para todos los ciudadanos que procedan de países catalogados como rojo, la cuarentena es obligatoria. Os dejamos enlace con más información detallada AQUÍ.

Y a estas alturas del post, y de tu conocimiento en general, sabrás que Noruega es un país MUY CARO (sólo con decirte que los noruegos cruzan a Suecia a hacer la compra podrás imaginarlo.) Os dejamos algunos datos de referencia para que tanteeís el terreno. La gasolina 95 oscilaba entre 1,7 y 1,9€ el litro (17- 19 nok). Curiosamente al lado del Aeropuerto de Torp fue donde más barata la encontramos. El diesel entre 1,50 y 1,70€.

Y os damos otro dato con el que nosotros nos reímos y comparamos los distintos precios de países y es un menú del McDonald. Y así fue como en Oslo nos comimos dos menús de Big Mac a 9,6€ cada uno (96nok) y tamaño medio. En grandes ciudades existe la app de Foodoma para pedir comida a domicilio. Nosotros lo pedimos al hotel, tardó media hora en llegar y nos costó 23€ con gastos de envío.

La media que nos hemos gastado en alojamiento es de 100€ la noche (tenienbdo en cuenta que hemos ido en temporada baja). Y todos ellos han sido magníficos.

La cerveza más cara que hemos pagado ha sido de 12 € (120 nok), pero también hemos encontrado sitios a 8€, 10€….

Debido a la situación Covid, hemos vuelto a contratar con Intermundial un seguro de viajes. Y es que sólo pensar que nos pudiese pasar algo, y la correspondiente factura del médico en un país tan caro…. Os dejamos en enlace directo a su web con un código de descuento del 20% pinchando AQUI

En cuanto a las carreteras, muchas de ellas son de peaje, pero el precio está incluido en el alquiler al ser los peajes mediante auto-pass. Pero os recomendamos carreteras secundarias, menos transitadas y te harán disfrutar más de los paisajes. Muchas carreteras estan controladas por rádares de tramos y las sanciones son muy elevadas. Los noruegos son muy respetuosos con el cumplimiento de la señalización vial.

Si viajas al Aeropuerto de Torp-Sandefjord (aeropuerto de bajo coste de Oslo y a una hora de la capital), hay transporte de tren y bus que comunica con Oslo (ambas opciones cuestan alrededor de 25€, si compras el billete de bus de ida y vuelta serán 45€). Si alquilas coche, sólo trabajan en este aeropuerto las compañias de Avis, Sixt y Herthz.

Como siempre y debido a la grandes distancias en Noruega, algunas cosas se nos han dejado por visitar como son la ciudad de Bergen (la teníamos en nuestra ruta pero el clima y la distancia nos quitaron las ganas), el Glaciar de Jostedalsbreen (el más grande de Europa), hacer la carretera de los Trolls, el recorrido a la piedra del Trollstungan (es duro, nos lo pensamos pero la fuerte lluvia nos lo impidío) y por supuesto el Gran Norte, con Tromso, el archipiélago de Loffoten y como gran objetivo: cazar una Aurora Boreal… Algún día lo haremos.

Todo lo anteriormente mencionado son motivos suficientes para volver a Noruega, un país que nos enamoró y que repetiríamos (ahorrando previamente).

Ah! Y si os quedasteis con más ganas de rutas sólo tenéis que hacer click AQUÍ. Esperamos que os sirvan de inspiranción para próximos viajes

Nos encanta que nos compartas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *